Poesía

Mano de hombre

Manos de hombre, mano de cuerpo sobre tierra,

como de puño ella la sintiera tal agua que mira al cielo,

gotas que no estando, como si estuvieran,

mano dura de hombre, como es la tierra seca

La bañera
La espuma vaga solitaria por los rincones que dejas,
en la mano tomada la esponja cargada,
intimidad, aromas, texturas, cascadas,
lago de mi bañera que dejas, amada
vuelve pronto, que caliente está el agua anhelas…
El subidón

Amor que sube y baja, como gato en ascensor,

no sabe si quedarse, no sabe si ratón,

tus palabras cariñosas como pastillas, como subidón,

mejor que humo de porro, mejor, mejor, mejor
La noche intranquila

La noche durmió contigo, creo la mirabas,
rodante entre telas, inquieto en las sábanas…
en ideas revueltas, emociones agitadas,
descansa tranquilo, que hay aguas mansas…
Poesia al te de frutas del bosque

de frutas del bosque, roja sangre,
como gotas corre en hilo de carne,
que timidas brotan de alguna herida,
sin querer o queriendo corrida
rastro acaso de accion violenta
fresca y ácida como de menta,
o de taza de té con cuchara
que revuelta caliente buscara
la boca tibia entreabierta
que dulce y violenta quisiera

Poesia a mi coche preferido, El Slk de mis pensamientos….

Esa manera que tienes de mirar,
que pares de hacerlo deseo por dentro,
que sigas mirando asi, violento, quiero
Me disuelvo presta al verte de frente,
y si respirar consigo, tu perfil me atraviesa,
elegante, rockero con daga y sin pena
Como agua soy al verte pasar
levitando radiante cual Dios solar,
Me hablas clásico lenguaje solemne,
idioma entre nosotros ya para siempre…

Poesia a un director de cine tan ansioso como talentoso

En el aire las ondas sugerentes me hablan
como tú se cuelan, silenciosas, veladas,
se retuercen enroscadas bajo la piel de los que miran,
importantes por ausentes, sobrantes porque brillan,
las necesito precarias, humildes, como insuficientes
pero otras veces altaneras se tornan pacientes,
En el aire las ondas vuelan en bandada
y tú las escuchas tirano como jefe de manada,
nunca imaginaste  el silencio como ruido,
o acaso si lo hiciste y en eso estás instruído,
En el aire las ondas entrelazadas te envuelven,
unas te atraviesan vísceras, otras hacen que te mecen.

Poesia a la personalidad

como angel sufro y como vampiro vivo,
abierta herida brillante y fresca,
hierro aquoso en el aire oloroso,
me alzo al viento fuerte
que llevarme parece querer
más no puedo contradecirlo,
oscura la noche me atrapa
donde luz de sol frio me deslumbra
estoy en el aire presta
más abajo no quiero bajar
que si bajo me muero
que si subo me quemo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: